Benediktbeuern destaca por su atractiva situación, a los pies de la Benediktenwand (1801 m) y lindando con las turberas de Loisach-Kochelsee. En el paisaje de fondo avistamos las cúpulas bulbosas del monasterio más antiguo de la Alta Baviera, fundado en el año 725. Esta espiritual localidad constituye aún hoy el centro cultural de la denominada región bávara del Tölzer Land.

Otros monumentos de interés son el conjunto monástico barroco con la basílica pontificia de San Benedikt, la capilla estilo rococó Anastasiakapelle y el taller de cristalería del famoso científico Joseph von Fraunhofer. Asimismo, en la biblioteca original del monasterio se hallaron los textos de los Carmina Burana con los que el conocido compositor Carl Orff compuso la obra coral. Se organizan regularmente visitas guiadas por el monasterio benedictino antiguo, regentado por los salesianos de Don Bosco desde 1930. Estas transcurren en alemán, ofreciéndose la opción de reservar visitas para grupos en otras lenguas.

 

Son muchas las rutas que conducen a los atractivos parajes naturales de las turberas o a fascinantes recorridos por la montaña, en particular, por la cordillera de Benediktenwand. La amplia red de carriles bici ofrece numerosas opciones para explorar estos diversos entornos sobre dos ruedas. Igualmente idóneos para bicicletas de montaña. La piscina de agua caliente Alpenwarmbad abre sus puertas desde mediados de mayo a mediados de septiembre.

Los amantes de la naturaleza también obtendrán su recompensa en las áreas medioambientales educativas ubicadas en los alrededores del monasterio. Encontrará biotopos experimentales, senderos con texturas para ir descalzos, las denominadas rutas auditivas, rutas por las turberas y mucho más.

Los amantes de la cultura encontrarán en Benediktbeuern una amplia oferta de conciertos de alto nivel que ofrecen desde música de cámara hasta eventos al aire libre. La cultura típica de la zona se puede disfrutar con la procesión del Corpus Christi más antigua de Baviera, la tradicional procesión denominada Leonhardifahrt, en la que participan unos 50 carros de caballos, el mercado navideño bávaro antiguo, así como en muchos otros eventos.

Tras una estancia en esta localidad monacal, muchos se sentirán como el célebre autor Johann Wolfgang von Goethe, quien en 1786 escribió en sus diarios durante su viaje a Italia «Benediktbeuern se emplaza en una ubicación deliciosa y sorprende a su vista».